sábado, 21 de octubre de 2017

NOTA DE PRENSA

MAREA ARCOÍRIS RECLAMA LA DESPATOLOGIZACIÓN DE LAS PERSONAS TRANSEXUALES

En el día por la la despatologización de las identidades trans, 21 de octubre, la Marea Arcoíris recuerda que queda un largo camino para que las personas transexuales dejen de ser patologizadas. La Transexualidad no es una enfermedad, recuerda el colectivo en una fecha señalada para el colectivo LGTB+.

La Organización Mundial de la Salud dejará de considerar la transexualidad una enfermedad. La OMS publicará en 2018 la nueva edición de su manual de enfermedades, que sustituirá a la vigente desde 1990. Pese a ello, seguirá hablando de “incongruencia de género” para, de alguna forma, catalogar y patologizar a las personas transexuales. La trasexualidad no es un transtorno, ni las persona transexuales están enfermas.

La incongruencia no está en quien sabe pefectamente quién es, la incongruencia está en quien cuestiona la identidad de otra persona. Nadie puede decirle quién es o no es a una persona transexual, ni mucho menos ponerle bajo la lupa de la patologización o la enfermedad y el trastorno.

A todo esto, hay que señalar que la personas transexuales sufren una cantidad de trabas para que les sea reconocida su identidad de género. Más allá de algunos gestos a nivel autonómico, el estado español sigue teniendo pendiente la despatologización de la transexualidad con una actualización de la Ley de Identidad de Género de 2007. Esta ley sigue precisando de un especialista que “diagnostique” ajena a la persona transexual.
Es muy importante, y hay que tener especial atención en las personas transexuales menores de edad, a las que se les niega una documentación acorde con su identidad, y están más expuestas a la discriminación y al acoso escolar.

Por otro lado, hay que actualizar seriamente los manuales de las y los médicos dejando de lado cualquier aspecto patologizante de las personas trans. Además de concienciar a las y los profesiones de la salud pública en favorecer un trato igualitario y acorde a la identidad manifestada por quien recibe asistencia del sistema de salud. Es importante trabajar en sintonía frente a cualquier tipo de discriminación o delito de odio por identidad de género.

Por último, queremos señalar, que nos hubiera gustado que el Ayuntamiento de Logroño hubiese proyectado la bandera trans para reclamar como institución la despatologización de las identidades trans, al igual que han hecho en ciudades como Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se permitirán comentarios LGTBIfóbicos, machistas, racistas o irrespetuosos.