miércoles, 25 de abril de 2018

26 ABRIL, DÍA DE LA VISIBILIDAD LÉSBICA

Hace ya 10 años que se viene repitiendo una llamada a las mujeres lesbianas a vivir su orientación sexual con igual libertad que las personas heterosexuales. Hace ya 10 años desde que se escogió el 26 de abril como Día de la Visibilidad Lésbica. ¿Hasta cuándo tendremos que insistir en la necesidad de políticas activas dentro de los partidos políticos, fuerzas sindicales, federaciones deportivas y entidades empresariales para garantizar la igualdad? Porque la vida, nuestra vida, está fuera del armario. Porque no estamos solas. Porque como mujeres lesbianas existimos, trabajamos, amamos, creamos, tenemos hijas e hijos, pagamos nuestros impuestos, votamos, decidimos. Es el momento de romper el silencio de una vez por todas, el momento de vivir una vida plena, el momento de darnos a nosotras mismas el derecho a la felicidad. Visibilizarnos como lesbianas es el camino, porque lo que no se ve no existe.

Siendo visibles ganamos todas, ganamos más referentes, más salud, más libertad, más placer, más plenitud. Siendo visibles podemos exigir a las instituciones un compromiso público y firme de apoyo a la visibilidad lésbica, adoptando las medidas necesarias que nos dejen desarrollarnos plenamente en el entorno familiar, laboral, sanitario, educativo y social, de una manera real.
Como mujeres a las que les gustan las mujeres, queremos que se deje de utilizar la sexualidad entre mujeres como producto para el consumo heterosexual masculino. Exigimos el acceso al sistema de salud sexual y reproductiva sin discriminación por motivo de nuestra orientación o prácticas sexuales, hay coito más allá del heterosexual. No nos gusta una educación basada en esquemas de heterosexualidad obligatoria y carente de de una realidad que ahora mismo es diversa. Exigimos medidas contra el acoso escolar por motivo de orientación sexual.
No nos olvidamos de las mujeres lesbianas que ya son visibles, que se han convertido en nuestras referentes, pero tampoco de las que son invisibles, las mujeres lesbianas racializadas, las mujeres lesbianas más pobres, las mujeres lesbianas explotadas. Porque todas nosotras existimos y todas nosotras nos tenemos que hacer ver, nos tenemos que dejar ver. Debemos ocupar los espacios políticos desde nuestra condición de lesbianas, debemos tomar la relevancia que nos corresponde en el colectivo LGTBI+ y en los espacios feministas.
El camino para la igualdad pasa por la visibilidad, es el único modo de desmontar los armarios que encierran con especial crueldad a las mujeres lesbianas, de terminar de una vez por todas con la lesbofobia que aún persiste en esta sociedad. La lesbianas existimos, existimos más allá de las paredes de nuestras casas.
Acto en el día de la Visibilidad Lésbica:
Nuestra presidenta, Déborah Pimentel Jiménez, presentara a la escritora referente de la literatura lésbica Pilar Bellver y su libro A Virginia le gustaba Vita en la Casa del Libro de Logroño a las 19:00h.



jueves, 12 de abril de 2018

MAREA ARCOÍRIS DENUNCIA UNA OLEADA DE AGRESIONES POR ORIENTACIÓN SEXUAL E IDENTIDAD DE GÉNERO EN LA CIUDAD DE LOGROÑO.

Desde Marea Arcoíris se han contabilizado hasta 6 agresiones homófobas y lésfobas en lo que va de 2018.

La pasada semana dos chicas sufrieron la que es la sexta agresión por cuestión de orientación sexual que se produce en la ciudad de Logroño en lo que llevamos de 2018. Las dos chicas se encontraban en las inmediaciones de la Plaza del Mercado cuando un joven comenzó a insultarles, les escupió y empujó. Se fue del lugar en un coche con la canción franquista del “Cara al Sol”.

La primera agresión de la que tuvo constancia la Marea Arcoíris en 2018 fue a finales de enero, cuando un joven comunicó a través de la red social tuiter que había sido increpado junto con su novio por un hombre en el centro de Logroño. En febrero, otro joven sufría una agresión también en el centro de Logroño, en el entorno de las cien tiendas. Riéndose de su condición sexual, le agarraron del cuello y patearon, mientras le decían cosas como “gente como tú debería estar muerta”. La propia presidenta de la Marea Arcoíris sufrió una agresión en Marzo en plena Gran Vía cunado iba con su novia de la mano. Un hombre de complexión fuerte, las separó cuando mantenían una actitud cariñosa, les increpó e insultó. Poco después, nos llegaba otra denuncia de otro joven, que caminando de la mano con su novio en el Ayuntamiento, fue increpado e insultado por un fanático. La penúltima de la que tuvimos constancia fue la del periodista y artista riojano David Moreno que denunció hace menos de un mes una agresión homófoba en Logroño.

Desde la Asociación Marea Arcoíris La Rioja alertan de una oleada de agresiones hacia el colectivo LGTBI+ que están haciendo inseguras las calles de Logroño para las personas con géneros y sexualidades diversas. Denuncian la pasividad de las instituciones ante estos graves hechos, que tienen que ponerse ya a trabajar para acabar con actitudes violentas hacia las personas LGTBI+.
Nos consta un aumento de las agresiones por orientación sexual, concretamente, en la ciudad de Logroño. ¿Qué están haciendo las instituciones para acabar con las agresiones al colectivo? ¿Qué está haciendo el Gobierno de La Rioja? ¿Los Ayuntamientos? ¿Delegación de Gobierno en La Rioja? La responsabilidad de la seguridad ciudadana recae en la alcaldesa de Logroño como último escalafón en la Policía Local y en Alberto Bretón como delegado de Gobierno en La Rioja y responsable último de la Policía Nacional. En cuestión de educación, concienciación y promoción de la tolerancia y el respeto no se está haciendo nada pese a contar con una partida presupuestaria de 40.000€. Partida presupuestaria que tememos no llegarán ni a gastar, haciendo una mísera campaña, a prisa y corriendo, a finales de año. Por su parte, el Ayuntamiento de Logroño, que se ha declarado en pleno ciudad por la diversidad afectivo-sexual y de género, debería tomarse más en serio la lucha contra la discriminación. Tiene que comenzar por hacer caso de la sugerencia del colectivo LGTBI+ de dar un espacio a la Plaza de la Diversidad. Además, acercándose ya la fecha del Orgullo LGTBI+ en Logroño, no hablamos ya de favorecer, sino como mínimo no impedir el normal desarrollo de la semana cultural y el funcionamiento de la manifestación. Asi mismo que se realicen campañas desde los consistorios. Del mismo modo, apremiamos a que se apruebe de forma definitiva la Ley Trans Integral de La Rioja y se comience de una vez por todas a trabajar por una Ley LGTBI+ Autonómica. Creemos que la voluntad política es crucial para acabar con la violencia hacia las personas lesbianas, transexuales, gais, bisexuales o de géneros y sexualidades diversas.
Estamos convencidas de que el trabajo del colectivo LGTBI+ en La Rioja está favoreciendo el aumento de las denuncias, públicas o formales, de este tipo de agresiones. Confirmamos nuestro compromiso para acabar con la LGTBIfobia en La Rioja reiterando que como sociedad no podemos consentir que nadie violente a otra por sentirse, amar o querer diferente.