martes, 21 de junio de 2016

MANIFIESTO ORGULLO 2016


En esta carrera incesante de búsqueda de la igualdad real, llena de hitos históricos que recordar, con sus avances y retrocesos, sus tristezas y alegrías, conviene pararse y echar la vista atrás para recordar de dónde venimos y entender en qué punto nos encontramos. Y para ello nada mejor que mantener un diálogo vivo con nuestras mayores, mujeres y hombres que tuvieron que vivir la dictadura y la represión franquista y que gracias a su entereza y a su lucha nos enseñaron y nos siguen enseñando el camino a seguir. Seguro que muchas veces habrá sido un camino tortuoso, pero al igual que las gotas de agua transforman la luz del sol en un arco multicolor, el esfuerzo y la lucha de todas transforma la sociedad llenando de diversidad nuestro día a día. 

Sus vidas nos trasladan a una época oscura, en la que se negaba la oportunidad de ser como somos y de sentir como sentimos, equiparándonos a vagos, maleantes o malhechores. Donde salir a las calles a reivindicar y a defender sus derechos era cosa de valientes, con nefastas consecuencias como insultos, maltratos y vejaciones, cuando no la cárcel.

Fruto del trabajo de colectivos, de algunas organizaciones políticas, y de activistas visibles y amarizados, se lograron avances como la Ley de matrimonio igualitario y la Ley de identidad de género, consiguiendo que las leyes recogieran el principio de igualdad, el reconocimiento y la garantía de nuestra dignidad. Logros conseguidos a pesar de las múltiples zancadillas de la derechona heredera del franquismo y aupada por una iglesia católica misógina y homófoba. 

Sin embargo una cosa es la igualdad recogida en una ley y otra muy distinta es conseguir la igualdad real y efectiva. Estamos asistimos a los coletazos del sistema patriarcal que se revuelve contra nosotras, mostrando su cara más intolerante, con un desprecio absoluto por la diversidad, con políticas educativas sexistas que en nada contribuyen a la coeducación y que pretenden mantener los privilegios de unos a costa de otras. Una sociedad donde han aumentado el número de agresiones y de denuncias por acoso escolar y donde es fácil encontrar delitos de odio casi a diario. 

Inmersos en una crisis estructural del sistema, los recortes sociales nos han dejado más vulnerables que nunca: recortes en educación, en sanidad, en ayudas sociales, ... que nos discriminan doblemente como parte de la y por nuestra identidad sexual (lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales) y que además favorecen el resurgimiento de movimientos y organizaciones fascistas en nuestros barrios. 

Nuestra visibilidad en esta sociedad, molesta a los sectores eclesiásticos, fascistas y machistas; y lo peor de todo, una vez más, el gobierno riojano del el Partido Popular que es incapaz de aprobar una mínima ley de avance hacia nuestro colectivo, siendo La Rioja la última Comunidad Autónoma en avances legales, sociales y reales para nuestro colectivo; donde nuestros políticos no ponen en marcha Leyes o actuaciones como:

Nuestra visibilidad es la vergüenza de sectores eclesiásticos ultra-católicos, de fascistas, de machistas,...que utilizan todas las herramientas a su alcance para ningunearnos. Gobiernos como el riojano del PP, incapaz de aprobar cualquier legislación que pueda suponer el avance de nuestro colectivo, erigiéndose como la comunidad autónoma donde menos desarrollo normativo existe con relación a las libertades del colectivo LGTBI+, desoyendo leyes como: 




1. Un protocolo de actuación con menores Transexuales

2. Ley integral Trans

3. Ley de igualdad de personas LGTBi+

4. Ley de Parejas de hecho

5. Actuaciones contra el acoso homofóbico y transfóbico en las aulas, así como el ciberacoso.

6. Una Ley de Educación donde estén presentes en el curriculun educativo la realidad LGTBI+.




En primer lugar, no puede esperar ya más la aprobación de una Ley integral trans que aborde de manera integral las necesidades del colectivo transexual, tanto desde una perspectiva sanitaria, como laboral, educativa, social, etc. Especialmente, en lo referido a los menores de edad trans, a los que debemos y tenemos que asegurar un libre desarrollo en su personalidad y de su intimidad dándoles un trato equitativo e igualitario para su desarrollo equilibrado y saludable a su identidad de género.

En el colectivo estamos hartas de buenas palabras institucionales y de ningún gesto real y:

 Exigimos la inmediata aprobación de una Ley por la igualdad de las personas LGTBi y contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género, que contenga medidas eficaces para proporcionar una protección integral contra los delitos de odio y establezca medidas proactivas de intervención y concienciación en muy diferentes frentes (educativo, sanitario, laboral, social, etc…) 

 Exigimos a los Ayuntamientos, Comunidades Autónomas y al Estado la defensa real de los menores LGTBi dentro y fuera de las aulas, debemos erradicar de la sociedad comportamientos y datos como los que detallan varios estudios que reflejan el “SOS que lanzan los menores LGTBi”:

o El 60% de adolescentes ha presenciado agresiones homofóbicas en su instituto y el 15% del alumnado LGTBi sufre ciberbullying.

o 57% de los jóvenes denuncian haber sufrido algún tipo de acoso y el 17% intenta suicidarse.

 Exigimos aprobar un conjunto de normas que fomenten el respeto a la diversidad sexual, de género y familiar, de forma que, entre otras cosas, se incluya en el currículo educativo una asignatura que enseñe a los más jóvenes que entre los valores a cultivar en una sociedad democrática, que propugna, como principios esenciales de la misma, la libertad, la igualdad y el libre desarrollo de la personalidad, se encuentran el respeto a la orientación sexual o a la identidad de género de cada persona, cuando dedicamos tres lustros de educación obligatoria y no encontrar un hueco a trabajar por una sociedad que fomente los valores de tolerancia, respeto, diversidad e igualdad.

 Exigimos igualdad de trata y pleno derecho de las mujeres solas y parejas de mujeres a las técnicas de reproducción asistida en la sanidad pública, que se garantice el derecho de las personas transexuales a la maternidad/paternidad, así como que se asegure a las personas LGTB el acceso, en condiciones de igualdad, a la adopción y el acogimiento de menores.

 Exigimos dado el incremento de las infecciones de transmisión sexual, acciones educativas inmediatas y campañas públicas orientadas a sensibilizar a la población, en general y al colectivo LGTBi, en particular, por su especial vulnerabilidad, sobre la necesidad de protegerse en las relaciones sexuales. 

 Exigimos una respuesta inmedita a las situaciones de estigma y discriminación que viven las personas con VIH, queremos que se ponga en marcha un Pacto de Estado frente al VIH, el sida, el estigma y la discriminación en el que participen representantes de todos los Gobiernos (estatal, autonómicos y municipales), así como de los partidos políticos, los sindicatos y la patronal, las ONGs, etc… con el fin de impulsar las políticas de respuesta al VIH y los procesos de inclusión laboral y social de las personas seropositivas.

 Exigimos que en los procedimientos y protocolos de asilo el estado español tenga muy en consideración la orientación sexual o identidad de género de la persona que solicita ese asilo, a fin de concederlo cuando existan índicos racionales de que su vida o integridad corre riesgo cierto en caso de permanecer o regresar a su país de origen. Somos muy conscientes de que aún hay muchos países a lo largo y ancho del planeta en que ser (o parecer) lesbiana, gay, transexual o bisexual puede, literalmente, costarte la vida o la libertad. Ahora mismo, hay miles de personas LGTBi sufriendo la barbarie de sus gobiernos autoritarios, por eso instamos a la Unión Europea y a nuestro Gobierno a que se adopten medidas adecuadas para que sea discriminación, tantas veces brutal, tenga consecuencias negativas para el Estado que la práctica. 

 Exigimos la derogación de la LOMCE y la aprobación de una ley educativa bajo los pilares de una coeducación pública, laica, de calidad e inclusiva con todas las realidades, donde en los currículos educativos se contemple la realidad LGTBI.

Todas estas reivindicaciones, y algunas más, ya las tienen nuestros dirigentes políticos, simplemente, hace falta voluntad, voluntad para con los intentos de discriminar a una persona por su orientación sexual o identidad de género.

Porque tenemos memoria, con Orgullo queremos recordar a quienes tanto han hecho por el movimiento LGTBi, por el éxito de tantos ORGULLOS. Gracias, a nuestros mayores LGTBi, mujeres y hombres, a las mujeres y hombres activistas desde su visibilidad o desde su trabajo anónimo, por su activismo y su lucha, por su valentía y por enseñarnos a vivir con Orgullo.

Con este mismo Orgullo, no nos olvidamos de vosotras y vosotros que cada día sufrís en vuestras carnes la intolerancia, la injusticia, la agresión y el acoso, especialmente de nuestras jóvenes.

Hoy es un día de fiesta, de celebración, reivindicación, de lucha y protesta por eso salimos a las calles de Logroño para hacernos visibles y dejar en evidencia a quienes no creen en la igualdad, en la diversidad y en la tolerancia.

Ahora ha llegado el momento de apostar definitivamente por un conjunto de leyes y normas que den un paso de gigante en la consecución de esa igualdad real que constituye el objetivo final de nuestras reivindicaciones y de toda sociedad democrática que se precie.
¡¡FELIZ ORGULLO LGTBI 2016!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se permitirán comentarios LGTBIfóbicos, machistas, racistas o irrespetuosos.